¿Qué es la creosota?

Es un subproducto  de la combustión  de la leña (que al ser quemada produce ácido acético y piroleñoso; los cuales al combinarse con la humedad expedida en el proceso, forman la Creosota). este desecho se adhiere principalmente en las paredes interiores de las chimeneas, y en los conductos de la cámara de combustión de las estufas que utilizan este combustible.

creosota

Su presencia en las chimeneas y conductos provoca que el proceso de encendido de la estufa sea lento y tedioso, al dificultarse el poder lograr una buena combustión e impidiendo el correcto funcionamiento de la estufa.

tubo sucio creosota

El problema principal con las chimeneas es que la creosota se adhiere en la mampostería del conducto de escape de humos. Si no se retira periódicamente, ésta se acumula, llegando a crear gruesas capas, que pueden incluso desprenderse como escombros. Esto supone una amenaza para su chimenea y también para usted, ya que una salida de humos taponada puede crear un problema en la combustión.

Además, este producto químico es inflamable, por lo que puede generar un incendio si no se elimina de forma segura. Otro problema asociado es la restricción del flujo de aire, impidiendo una correcta combustión y empeorando la eficiencia energética del sistema. Pero sin duda es su toxicidad el factor más importante, que hace que su eliminación anual sea indispensable.

Creosota
Fragmentos de creosota extraídos de una chimenea.

Para evitar su formación, cada vez que recargue leña se debe utilizar la estufa con la entrada de aire en posición máxima durante varios minutos; con lo cual la leña rápidamente cambia su estado de carbón y se queman los vapores. Igualmente se debe usar sólo leña seca, y se debe evitar que exista filtración de agua al equipo entre las uniones exteriores de los cañones de la estufa o chimeneas. Para el caso de utilizar estufas a leña en lugares muy fríos, el encamisado de los tubos de la chimenea es fundamental para evitar que se dificulte el tiraje y con ello baje la temperatura del conducto (una baja temperatura del tubo provoca que este se tapone con hollín, ya que cuando el tubo está caliente no se endurece la creosota.

Deshollinadores

icono deshollinador

Un correcto mantenimiento del sistema ampliará la vida útil de su chimenea, así como la seguridad de su familia. Para ello lo mejor es contar con los servicios de un deshollinador.

Los deshollinadores son técnicos certificados que mediante una gran variedad de utensilios y equipo son capaces de limpiar el interior de su chimenea o estufa de leña, ya que si ésta queda obstruida por escombros de creosota, la probabilidad de incendio aumentará exponencialmente con respecto a los sistemas puestos a punto.

Mediante el uso de diferentes varillas metálicas, máscaras especiales, y protectores para que el humo no se filtre dentro de su casa, el deshollinador realiza la peligrosa tarea de eliminar la tóxica creosota. Cuando la chimenea lleva un tiempo en desuso también es necesario contar con estos técnicos para una revisión del sistema. La razón es que diferentes animales como pájaros o murciélagos han podido crear su nido en nuestra chimenea durante el tiempo en el que no se usó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s